España 1/3
Y con este vídeo, El Sordo Fisgón da fin a su serie sobre Santa Cruz de Tenerife. El final se resume en una espléndida conclusión llena de datos que describen la esencia más característica y costumbrista de la isla. ¿Queréis saber qué comida típica podéis comer? ¿Cuáles son los orígenes de su famoso carnaval y otras festividades? ¿Lugares de ocio para visitar? ¿Cómo se encuentra hermanado incluso genéticamente con otros pueblos del mundo?. Todos estos detalles y muchos más los vais a encontrar en cuanto le deis al play en vuestro dispositivo ¡Vamos, no perdáis ni un minuto!

En los pequeños detalles también podemos encontrar el conocimiento. Siguiendo esta máxima, El Sordo Fisgón, saca a la luz, en este vídeo, elementos muy significativos y que son primordiales en la comprensión de la historia de la maravillosa ciudad de Santa Cruz. Si agudizamos nuestros sentidos, podremos encontrar lugares en barrancos que aún hablan de la tradición guanche y representaciones de las antiguas costumbres canarias, como son las esculturas de bronce que conmemoran las clásicas labores del pueblo. Y por supuesto, señales indiscutibles y originales de la reconquista de las islas. Homenajes a personas memorables y playas cuya conformación tiene un origen muy especial. No nos queda más que seguir aprendiendo a través de los ojos de este incansable viajero.

A más de 2000 km del centro de la península ibérica, El Sordo Fisgón nos hace viajar a la España más lejana. Ricas en cultura, las Islas Canarias son la muestra de la influencia de dos potentes civilizaciones: la africana y la europea, dando lugar a un espacio de una amplísima diversidad cultural. En este vídeo, El Sordo Fisgón explica con todo lujo de detalles el origen, evolución y desarrollo social desde la etapa anterior a la colonización española, hasta nuestros días. Este es un importantísimo reportaje sobre los habitantes de las islas de la pre colonización, los guanches con sus costumbres y tradiciones, los cuales forman parte, aún indiscutible, de la base de la actual organización social, comercial, lingüística, literaria, gastronómica, festiva... De nuevo, El Sordo Fisgón pone el conocimiento y la historia en nuestras manos de una manera sumamente gráfica, pues vamos a seguir penetrando en cada calle, puerto, Museo y mercado, de la misma forma que si estuviéramos acompañándole en su viaje.

Desde la capital de Tenerife, Santa Cruz, El Sordo Fisgón nos hace un recorrido de sus maravillas y curiosidades, siempre hilando el presente con la historia que la fundamenta. En este vídeo tenemos la oportunidad de conocer varios elementos arquitectónicos y escultóricos que son muy representativos e icónicos de la ciudad. La visita empieza con un flash de modernidad, presentándonos el Auditorio Adán Martín. Importante espacio cultural y artístico que destaca por su peculiar forma y el impresionante órgano (con más de 3.000 tubos), que alberga en su interior. Persiguiendo la tendencia contemporánea, nos muestra una de las esculturas móviles del artista César Manrique, que llama la atención por su gran originalidad y fusión con el viento, haciéndola cobrar vida a su ritmo aéreo. Ahondando en la historia, encontramos el Castillo de San Juan, junto con la Casa de la pólvora. Es una fortaleza ubicada en un punto estratégico de vital importancia, cuyos muros de piedra volcánica nos cuentan parte de la historia de Tenerife, ya que ahí se produjeron algunos de los desembarcos más destacados en el período de conquista y colonización de la isla. Muy cerca, la ermita de Nuestra Señora de Regla, único testigo del desaparecido barrio de «Los llanos». El puerto, fundamental para el comercio y transporte de pasajeros, siendo uno de los puertos más importantes del mundo. Y la plaza de España. Espectacular por su tamaño. Ésta luce un lago de agua marina y está presidida por el monumento a los caídos. A un lado, nuestros ojos divisan la torre del cabildo. Y bajo nuestros pies, la galería subterránea que guarda en sí el castillo de San Cristóbal con parte de su muralla conservada. Santa Cruz, mucho por descubrir.

En un lugar de la Mancha, allá en las lindes del río Tajo a su paso por la comarca alcarreña, no ha mucho tiempo, que viajó un hidalgo caballero de los de lanza en mano, para componer con esmero imágenes de paisajes sin igual. El Sordo Fisgón, que así le conocían, encontró en su camino ciudades antiguas con leyendas y misterios que no dudó en relatar. Comenzó en el "mar de Castilla", puerto interior, cuyo brillo azul y tamaño impresionó a pesar de su achicamiento con el paso del tiempo, imagen que hablaba de un tiempo mejor en que los barcos llegaban hasta las puertas de sus paradores. En la senda se topó con una antigua ciudad amurallada, en la que se conservaban los restos del gran imperio romano, Ercávica, camino de una de las vías comerciales más importantes del "Lapis Specularis", el cristal de la Mancha y en la colina aún figuraban los perfiles de las viviendas, termas y foros utilizados por sus moradores. Los embalses, áreas cruciales para el desarrollo de dicha comarca, contaban la historia de pueblos y aldeas desterrados ante la construcción de grandes obras de ingeniería que recondujeron las aguas e inundaron poblaciones enteras. Los hombres aún recordaban su añejo pueblo soterrado con símbolos religiosos como la ermita de San Andrés, señal de que en un tiempo pasado, en ese lugar existía un pueblo, ahora sumergido bajo las aguas del llamado embalse de "Buendía". Buendía, gracioso nombre, pensó el Fisgón y en su afán investigador, indagó e indagó hasta encontrar el origen de tan singular denominación, la cual era coincidente con el cercano pueblo amurallado que albergaba un portentoso templo cristiano de los siglos XV y XVI (iglesia de Nuestra Señora de la Asunción), emplazado en la maravillosa Plaza Mayor, frente al Ayuntamiento; un museo de carros de épocas ancestrales que contaba con un antiguo almacén de grano (el Pósito); y una famosa botica cuyas fórmulas magistrales aliviaban los dolores de los buendieros. Cada familia mostraba con orgullo su escudo en la portada de sus casa y en las balconadas subsistían las antiguas forjas que protegían sus propiedades. El caballero Fisgón no imaginaba lo que el sendero le deparaba, una inhóspita sorpresa que le trasladó a un mundo mágico de misteriosos símbolos tallados en piedras. Pareciera que cada una de esas caras le transmitieran un mensaje místico sobre la vida y su sentido: la moneda de la vida, Maitreya, la Monja, la Espiral del Brujo .... 18 representaciones que fijaban sus ojos en los pies del hidalgo y que parecían orquestados por la mirada de la calavera de la muerte. Abrumado con tal visión, El Sordo Fisgón decidió abandonar dicho camino para encontrar construcciones que le devolvían al plano terrenal. Cuál fue su sorpresa cuando en lo alto de la colina, sobre el pueblo de Zorita de los Canes, ante sus brillantes ojos apareció la grandiosa visión de su castillo, y acompañado de su ave-dron, fiel compañero, pudo recomponer la imagen de la construcción desde el cielo. Cansado, y al caer el sol, descubrió la existencia de los restos de lo que fue una inacabada ciudad visigoda, pero la luz de las horas del anochecer no le permitió adentrarse a contemplarla y sin más dilación se dispuso a volver a un lugar cómodo y cálido para su merecido descanso.

El Sordo Fisgón se adentra en tierras volcánicas, en la característica isla de Tenerife. En este caso os muestra una pequeña parte del sur de la isla, ascendiendo hasta la cima de la Montaña Roja. Una Reserva Natural de arenas inorgánicas, con un volcán a 171 m de altura y médanos de playas arenosas. Paisaje al que no está acostumbrado aquél que habita la península, pero que atrae por su peculiar conformación a través de los colores de la tierra, arbustos y arenales transformados en dunas, allá donde mires, debido a la fuerza e impacto del viento. Ideal para deportes marítimos como el windsurf. Éstas y otras peculiaridades ofrece la isla, como sus piscinas naturales, creadas a partir del agua de mar, a los pies del pueblo llamado Bajamar. La facilidad para nutrir culturalmente a los que la visitan, dando la posibilidad de acceder a lecturas libremente y algunos productos sorprendentes que desconocemos fuera del archipiélago, como los refrescos con gas de infinitud de sabores. Tan lejos pero tan cerca. Tan diverso pero tan nuestro. Tenerife entra en casa a través de vuestras pantallas.

El río Tajo a lo largo de su recorrido, nos ofrece estampas tan extraordinarias como este panorama natural tan espectacular. Como ya anticipó El Sordo Fisgón en su vídeo de dron, no hace falta salir de España para disfrutar de unas cárcavas que comenzaron a formarse hace 25 millones de años, y que gracias a la acción del viento y el agua del río a su paso se ha dado forma a estas barrancas. Este paraje es tan llamativo y singular, que ha servido de reclamo para ilustrar spots publicitarios y series de televisión de cierta relevancia. Además, El Sordo Fisgón, os muestra el camino que podéis tomar paseando mientras os recreáis con su maravillosa vista, y os regodeáis del infinito horizonte, recortado por picos como el llamado Cambrón (el más alto de las Barrancas) y el azul del cielo y del agua del embalse de Castrejón, en miradores (algunos adaptados a personas con movilidad reducida) o por vuestra cuenta. No hay excusa para no complacerse de los milagros de la naturaleza. Aquí están, más cerca de lo que imaginamos.

Sigüenza, «la que domina el valle». Ciudad que nos traslada a la Edad Media y que cuenta con importantes iconos, como su castillo, hoy día Parador Nacional, y cuyo destino ha variado a lo largo de la historia. Su catedral, edificación fundamental que guarda cruentas señales de la Guerra Civil en su fachada, pero cuya belleza tanto interior (estilo gótico), como exterior (estilo románico), embelesan al visitante al contemplar tal hazaña arquitectónica. En su interior encontramos el símbolo de Sigüenza: el Doncel en su sepulcro. Martín Vázquez de Arce, (el Doncel), fue un joven que murió durante la Guerra de Granada, y tras su muerte fue convertido en una bella escultura romántica sobre su tumba, en la que es representado con un semblante sereno y pensativo. Por supuesto, no podemos obviar la belleza medieval de su plaza Mayor, la Puerta del Hierro y la plazuela donde se congregaban los mercaderes para vender sus mercancías. Como hilo argumental de la ciudad y de la historia reciente de España, El Sordo Fisgón hace un conmovedor recuerdo a una de las figuras más importantes en cuanto a la lucha y defensa de los animales: Félix Rodríguez de la Fuente, pues allí, en Sigüenza filmó varios de sus documentales, y una placa conmemorativa rememora sus andanzas por estas tierras. Preparaos para viajar en el tiempo, y hallar historia en cada rincón de las calles que El Sordo Fisgón os muestra.

Como reflejaba Antonio Machado en su poema, «caminante, no hay camino: se hace camino al andar», en este camino descubres, como en la vida, que el recorrido es el que te ofrece los tesoros que dan sentido, que construyen lo que serás al final. De igual manera, El Sordo Fisgón, en este vídeo va trazando la historia de una senda que tiene guardados en sí innumerables secretos de la crónica de España. En este cañón os encontraréis vestigios de los primeros seres humanos, y de posteriores culturas, que se apropiaron de las peculiaridades del terreno, para poder sobrevivir, orar y consolidar sus tradiciones. Conforme vamos caminando, sin percatarnos, hacemos un largo recorrido a nuestra historia, a medida que nos topamos con pistas que nos la van contando: cerámicas neolíticas y pinturas rupestres, elementos celtíberos, puentes romanos, santuarios visigodos, ermitas en cuevas, vestigios musulmanes, como en las murallas de Sepúlveda, obras cristianas, como el Priorato benedictino de San Frutos y el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz, y señales bélicas de la ocupación francesa en la guerra de la Independencia. Como es costumbre, El Sordo Fisgón, en sus explicaciones repara en detalles de leyendas y costumbres, que hacen que nuestra curiosidad aumente y despierte en nosotros las ganas de seguir «fisgoneando» en el tema. Igualmente, en este vídeo también os encontraréis con interesantes explicaciones acerca de la formación natural del cañón, y de la fauna que la habita. Interesantísimo vídeo, que puede ser un complemento perfecto en una clase de historia y merece ser contada

El Sordo Fisgón sigue el recorrido del río Duratón y hace parada en la preciosa Villa de Sepúlveda. En cada rincón de este pueblo de la provincia de Segovia, aparecen vestigios de los diferentes pueblos que lo ocuparon y lo enriquecieron con su cultura. Encontramos elementos romanos, árabes, cristianos y judíos que escriben la historia de este territorio. Sepúlveda, Villa de las 7 puertas en su muralla, con sus 7 llaves; de fiestas en las que se rememora su pasado medieval, con personajes de fábula, mercados e iluminación con antorchas...; y con su espectacular gastronomía, muy recomendable para los fríos días de invierno que acontecen en esta zona. El entorno de Sepúlveda, un paraje sin igual, ofrece una gran riqueza natural con sus cañones, los cuales son hogar de especies animales, como los característicos buitres leonados. ¡Disfrutad del este encantador lugar, reconocido como uno de los pueblos más bonitos de España!

        
sc